Santiago. La economía chilena crecería 4,1% este año y aun más en 2011, dijo este miércoles la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), aunque sugirió que algunos estímulos no deberían retirarse tan pronto para afianzar el repunte tras la recesión del 2009.

En un informe difundido el miércoles, la OCDE sostuvo que, pese a la esperada reactivación, el desempleo podría seguir en altos niveles este año. Para 2011, proyectó una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de Chile del 5,0%.

"Se espera que el crecimiento en la actividad y empleo retomen el ritmo durante el 2010 y alcance niveles sobre el potencial para el 2011, pero se espera que la tasa de desempleo se mantenga en un nivel alto", dijo el informe de la OCDE.

El gobierno de la socialista Michelle Bachelet lanzó el año pasado un plan de estímulo fiscal de 4.000 millones de dólares, para alentar el empleo y el crecimiento, después de que la economía sufriera su primera recesión en una década.

Pero este plan se extinguirá en los próximos meses, con la llegada al gobierno del presidente electo de la derecha opositora Sebastián Piñera.

En paralelo, el Banco Central recortó drásticamente su tasa de interés referencial a un minímo histórico del 0,5% el año pasado y recientemente dijo que la dejará en ese nivel al menos hasta el segundo trimestre de este año.

La OCDE dijo que Chile debe tener cuidado en no retirar muy rápido sus estímulos, al menos para evitar que la desocupación se mantenga tan alta como durante la crisis asiática, a fines de la década pasada, cuando permaneció en dos dígitos por un extenso periodo y llegó a casi el 12 por ciento.

"Las políticas monetarias y fiscales deben mantener su apoyo (a la reactivación económica) en el 2010, a menos de que la recuperacion sea más fuerte de lo esperado", dijo OCDE.

La tasa de desocupación en Chile llegó al 9,1% en el trimestre septiembre-noviembre del 2009, aunque casi alcanzó el 11% a mediados del año pasado.

La organización, integrada en su mayoría por economías desarrolladas que representan el 70% del mercado mundial, dijo que las exportaciones chilenas deberían mostrar un avance relativamente rápido.

Junto con la reactivación de los envíos, la inflación chilena también debería incrementarse gradualmente y volver a un rango de entre 2 y 4% hacia fines de este año.