Atenas. Los bancos griegos están sufriendo una oleada de retiradas de fondos debido a que los ciudadanos más ricos del país y las empresas prefieren transferir su dinero al extranjero o a entidades financieras internacionales consideradas más seguras para sus activos, informó el martes el Telegraph en su página web.

El diario señaló que más de 3.000 millones de euros en depósitos salieron del país en febrero y que otros 5.000 millones de euros ya lo hicieron en enero, según datos del Banco de Grecia.

John Raymond, analista de CreditSights, dijo que la salida de capitales es lo que más preocupa a los banqueros griegos, informó el periódico.

"Los bancos están preocupados porque no pueden encontrar financiación en otros sitios por ahora", señaló Raymond.

En tanto, los temores por los costes de financiación griegos siguen siendo el principal motor de los mercados de divisas este miércoles, haciendo caer al euro frente a la mayor parte de monedas.

Por su parte, la libra está presionada por el comienzo de la campaña electoral en Reino Unido mientras que el yen encuentra poco apoyo en la decisión del banco central de Japón de mantener los tipos sin cambios en 0,1%.

Aunque Grecia desmintió las noticias de prensa según las cuales estaría intentando excluir al Fondo Monetario Internacional de su plan de rescate, la mera sugerencia de que Atenas tiene que llegar a un acuerdo sobre los términos de la nueva financiación parecen dejar intranquilos a los inversores, que esperaban que la crisis de deuda griega estaría en gran medida resuelta. En lugar de eso, hay noticias de retiradas de dinero de bancos griegos y de que Alemania exigirá que Grecia pague las tasas completas del mercado para cualquier fondo que utilice.

La consecuencia de todo esto es el aumento del precio que Grecia debe pagar por todo importe de dinero que recaude de los mercados de bonos. El diferencial de rentabilidad entre el bono alemán y el griego a 10 años ha subido con fuerza en los últimos días.

A las 09.30 GMT, la libra caía a US$1,5242 frente a US$1,5278 a última hora de este martes en Nueva York.

El euro retrocedía a US$1,3388 frente a US$1,3406 pero avanzaba a 125,78 yenes frente a 125,63 yenes. El dólar subía a 93,96 yenes respecto a 93,71 yenes.