Ginebra. La Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad), defendió este martes "la necesidad de un gobierno macroeconómico mundial", dado que el "caos actual de las divisas se ha convertido en una amenaza para el comercio internacional".

En un comunicado, este organismo de Naciones Unidas estima que la coyuntura del mercado de divisas puede usarse como excusa para que los países con mayor flujo comercial restauren medidas proteccionistas.

"La calma tras la tormenta de la reciente crisis financiera no durará mucho", vaticina la Unctad.

"Los inversores institucionales han vuelto al negocio del mercado mundial de divisas y con su resurgimiento los países se enfrentan a enormes influjos de dinero fresco al que no pueden darle un uso productivo, lo que crea distorsiones de comercio", dice.

Por ello, el organismo de la ONU considera que la decisión de dejar las divisas a los "caprichos" del mercado no ayudará a reequilibrar la economía mundial.

La entidad señala que el problema radica "en fallos sistémicos y por ello requiere de una acción multilateral que sea global".