México, EFE. El 45,5% de los mexicanos es pobre y el 9,8% sufre de extrema pobreza, según estadísticas al cierre del 2012 dadas a conocer por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Al cierre del 2010, el porcentaje de pobres en México era de 46,1% y las personas que vivían en extrema pobreza era de 11,3%, según los datos difundidos por el Coneval.

Los componentes que se tienen en cuenta para determinar esa medición incluyen los ingresos per cápita, el acceso a la educación, a la salud, a la seguridad social y a la alimentación, la calidad de su vivienda y el grado de cohesión social.

En total, de acuerdo con estos datos, al cierre del 2012 había 53,3 millones de mexicanos que se encontraban en situación de pobreza y 11,5 millones en condición de extrema pobreza, tomando los datos de población a partir de la proyección del último censo, en 2010.

El estado que al cierre del 2012 tenía los peores niveles de pobreza era el de Chiapas (74,7% de sus habitantes), seguido por Guerrero (69,7%) y Puebla (64,5%).

El estado que se anotó los mejores resultados fue el de Nuevo León (23,2%), seguido por Coahuila (27,9%) y el Distrito Federal (28,9%), señaló la Coneval.

En cuanto a la extrema pobreza, en Chiapas se encuentra el 32,2% de la población, en Guerrero el 31,7% y en Oaxaca el 23,3%.

Los menores índices de extrema pobreza se encuentran en Nuevo León (2,4%), en el Distrito Federal (2,5%) y en Baja California (2,7%)

La población pobre, de acuerdo con el estudio, tiene al menos una carencia social y percibe un ingreso inferior a la línea de bienestar, "cuyo valor equivale al costo de las canastas alimentaria y no alimentaria juntas", indicó el Coneval.

Dentro de los niveles de extrema pobreza se encuentran las personas que tienen tres o más carencias sociales y perciben un ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo, con un ingreso menor al del costo de la canasta alimentaria básica.