Reuters.- Los precios del oro llegaron a subir más de un 3,1% el viernes, porque los inversores hicieron una pausa en su búsqueda de efectivo, luego de que de las medidas tomadas por bancos centrales para reducir el impacto del coronavirus fortalecieron la confianza del mercado.

* El oro al contado subió un 0,7% a US$1.480,53 la onza, pero así y todo perdió un 3% en la semana. Los futuros del oro en Estados Unidos avanzaron un 0,4% a US$1.484,6.

* "Finalmente el oro comienza a estabilizarse. El estímulo monetario en el mercado está provocando un pequeño rebote no solo del oro sino también de las acciones", dijo Edward Moya, analista senior de mercado del corredor OANDA.

* "A medida que superemos este día de riesgo, probablemente comenzaremos a ver que el oro tiene mejores perspectivas, ya que la lucha por el efectivo se ha agotado y muchos más inversores siguen confiando en que mantendrá su calidad de refugio", añadió.

El oro ha perdido más de US$200 desde que la semana pasada superó los US$1.700 por onza, principalmente porque los inversores buscaron dinero en efectivo para cubrir posiciones.

* El oro ha perdido más de US$200 desde que la semana pasada superó los US$1.700 por onza, principalmente porque los inversores buscaron dinero en efectivo para cubrir posiciones.

* El platino subió un 4% a US$610,03, luego de que llegó a subir hasta un 8,5% más temprano. Pero el metal anotó el mayor desplome semanal en los registros.

* Entre otros metales preciosos, el paladio cerró con pocos cambios en US$1.652,84 la onza y la plata ganó un 2,2% a 12,37 dólares, pero culminó con su segunda caída semanal consecutiva.