París. Los países de la OCDE se comprometieron este viernes a impulsar la consolidación fiscal como respuesta a la crisis por la creciente deuda soberana, de una forma que minimice los daños al crecimiento económico.

El compromiso fue incluido en un comunicado que detalla los acuerdos alcanzados en la reunión anual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, un grupo de democracias de libre mercado cuyos miembros aumentaron a 31 tras incluir a varias economías emergentes.

La consolidación fiscal es vital para estabilizar la deuda y debe ser formulada según las circunstancias nacionales, dice el comunicado de la OCDE, que agrega: "la vamos a implementar en formas que no pongan en peligro el crecimiento".