Bruselas. Los ministros de Finanzas de la zona euro acordarían este lunes los principios y parámetros de un plan de ayuda financiera a Grecia, en caso de que fuese requerido, pero dejarán de lado el monto hasta que Atenas pida asistencia, dijo una fuente de la Unión Europea (UE).

Los funcionarios han estado debatiendo la posible ayuda financiera para el fuertemente endeudado Estado miembro de la Unión Europea por más de un mes, pero han entregado sólo palabras de apoyo. Alemania, clave para cualquiera acuerdo, ha resistido los llamados a prometer ayuda.

El diario británico The Guardian reportó, citando fuentes no identificadas, que la ayuda que podría estar disponible llegaría a los 25.000 millones de euros (US$34.000 millones). Las necesidades de crédito de Grecia para todo 2010 totalizan 53.200 millones de euros.

Pero la fuente consultada por Reuters dijo que ningún número era probable en esta etapa.

"Creo que podríamos acordar los principios de un mecanismo de la zona euro para la asistencia coordinada. La Comisión Europea y la fuerza de trabajo Eurogrupo tendrían el mandato para finalizar la labor", dijo a Reuters la alta fuente de la UE con conocimiento de los preparativos.

"Serían los principios y parámetros de un mecanismo, que luego podría ser activado si es necesario y pedido", agregó. La fuente dijo que no se había acordado ninguna cifra.

"Tendrías un marco de un mecanismo y tendrías que dejar espacios en blanco para las cifras porque no ha habido un pedido (de Grecia) aún", dijo la fuente.

Grecia ha anunciado medidas para reducir su déficit de presupuesto este año a 8,7% del producto interno bruto (PIB) desde 12,7% en 2009, lo que disparó protestas callejeras y huelgas pero el plan de austeridad también redujo la preocupación de los mercados sobre si el país podría afrontar el pago de su deuda.

Eso ayudó a Atenas a vender sus bonos con facilidad en los mercados de deuda a comienzos de este mes, pero el gobierno aún está buscando la forma de mejorar sus costos de endeudamiento, aún muy superiores a los de otros países europeos.

También les preocupa que los problemas de Grecia minen la confianza en el euro y se propaguen a otros países de la zona fuertemente endeudados como Portugal o España.

Reducciones. La fuente dijo que entre los instrumentos considerados para ayudar a Grecia estaban los préstamos bilaterales y garantías de préstamos.

"El objetivo del ejercicio hasta ahora ha sido de preparaciones técnicas, así que la decisión política podría ser tomada el lunes. Alemania tiene la clave en este momento," dijo la fuente.

Encuestas muestran que la opinión pública en la mayor economía de Europa, Alemania, está fuertemente en contra de que su país rescate a Grecia, que durante años ha brindado estadísticas poco confiables sobre el verdadero tamaño de su déficit y deuda, rompiendo las reglas de presupuesto de la UE.

En una medida que probablemente alivie los temores de Alemania sobre gastar dinero en Grecia, la Comisión Europea ha dicho que pronto entregaría una propuesta para una cooperación más firme entre los países de la zona euro y una mayor supervisión sobre su desempeño.

The Guardian citó a un alto funcionario de la Comisión, el brazo ejecutivo de la UE, diciendo que los miembros de la zona euro habían acordado "contribuciones bilaterales coordinadas" en la forma de créditos o garantías de créditos si Atenas no podía refinanciar su deuda y llamaba a la UE por ayuda.

El acuerdo buscaría evitar romper las reglas que norman las operaciones del euro, que prohíben un rescate a un país que esté al borde de la quiebra, y para evitar un desafío por parte de la Corte Suprema alemana, dijo la fuente.

Un portavoz del ministerio de Finanzas alemán dijo que no creía que el reporte del diario sobre el plan de rescate estuviera en lo correcto.

"No estamos al tanto de que esté siendo planeado," dijo, agregando que Grecia no había solicitado ninguna ayuda. "Grecia está implementando su programa (de ahorro) y esperamos que lo maneje solo", agregó.