Hasta junio de este año, la deuda pública de Panamá ascendió a US$4.164 por cada ciudadano, US$907 más que la registrada en el mismo mes del año pasado, según cifras oficiales.

En total este pasivo del país se ubicó en un nuevo récord de US$15.410 millones. Esto representa un alza de 10,61% al compararlo con el mismo periodo del año pasado, cuando se ubicó en US$13.931 millones, de acuerdo con las cifras del ministerio de Economía y Finanzas.

Analistas consultados por Panamá América manifestaron que la deuda pública es sustentable en el tiempo, pero aseguraron que todo dependerá de los nuevos gobernantes del país, quienes serán los encargados de que las inversiones no se detengan, para así poder sustentar el pago de todos los financiamientos.

El mayor crecimiento de la deuda pública lo registró la deuda externa que a junio de este año sumaba $12,052 millones (78,2 % de la deuda pública total), y lo que significó un alza de US$98,2 millones.