Asunción. Los precios minoristas de Paraguay subieron 1% en enero impulsados por los alimentos, informó este lunes el Banco Central, un resultado que contrastó con las caídas de meses anteriores y que podría anticipar un año de mayor inflación.

Paraguay cerró 2009 con una inflación minorista de 1,9%, la más baja de las últimas cuatro décadas, debido a un desplome del consumo, producto de una marcada recesión que provocó una caída de 3,8% del Producto Interno Bruto (PIB).

El país, que se convirtió en el más pobre de Sudamérica con un PIB total de casi US$15.000 millones, espera crecer cerca de 6% el próximo año de la mano de la producción agropecuaria, su principal actividad económica, lo que elevaría también los precios.

En diciembre, los precios treparon 0,5%, en tanto que en enero de 2009 se elevaron 0,1%. La inflación acumulada en 12 meses a enero de 2010 fue de 2,8%, menor al 5,9% registrado en el mismo período del año anterior.

"El índice está fundamentalmente explicado por los bienes de la agrupación alimentos que completan ocho meses de subas (alzas) consecutivas, descontando los rubros volátiles", dijo el informe de la entidad monetaria. La subida más significativa fue la de la carne vacuna.

El gobierno proyecta cerrar este año con una inflación menor a 5%, con un margen de tolerancia de 2,5 puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo.