París. La Asamblea Nacional de Francia aprobó este martes los cambios en el presupuesto que permitirán al país contribuir al plan para asistir a las naciones de la Unión Europea con problemas de deuda.

La aprobación de los cambios en el presupuesto no ha sorprendido, porque el programa de rescate respaldado no sólo por el partido mayoritario del presidente francés, Nicolas Sarkozy, sino también por los principales grupos de izquierda.

En total, 462 parlamentarios votaron a favor y 33 lo hicieron en contra.

Francia aportará 111.000 millones de euros al mecanismo de garantía de la deuda europea, que en total ascenderá a 440.000 millones de euros.