Buenos Aires.- El paro general en contra de las políticas del gobierno de Argentina, protagonizado este martes por sindicatos y organizaciones sociales de ese país, generó pérdidas en el sector comercial por aproximadamente 12.770 millones de pesos (unos US$281,5 millones), estimó hoy la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

A través de un comunicado, la CAME indicó que las ventas cayeron en promedio un 41%, aunque reveló que "sólo un 19% de los comercios se adhirió al paro".

"El paro general tuvo mucho ruido pero baja adhesión en el sector comercial, aunque con un fuerte impacto en la caída de las ventas", señaló la entidad, al asegurar que de las pérdidas estimadas, al menos 4.721 millones de pesos (US$104 millones) "fueron de negocios que directamente no abrieron".

El paro fue convocado por sindicatos de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y de la Confederación General del Trabajo (CGT), y estuvo acompañado de una movilización de diferentes gremios hacia la icónica Plaza de Mayo, al frente de la Casa Rosada (sede de gobierno).

De acuerdo con la CAME, "el 81% de los comercios del país abrió. Los empleados no quisieron perder presentismo y los dueños tomaron las riendas cuando hubo problemas para llegar al lugar".

Dentro de los sectores que se adhirieron a la medida de fuerza estuvieron los trabajadores de la banca, camioneros, colegios, empleados del metro (subterráneo) y de colectivos (autobuses), transporte aeronáutico y algunos comercios.

De acuerdo con la CAME, "el 81% de los comercios del país abrió. Los empleados no quisieron perder presentismo y los dueños tomaron las riendas cuando hubo problemas para llegar al lugar".

El mayor impacto se registró en la ciudad de Buenos Aires (capital), así como el conurbano (periferia de la capital), y en otras provincias grandes como Córdoba (centro), Mendoza (oeste), y la ciudad de Rosario (provincia de Santa Fe).