La Paz, Xinhua. El patrimonio de las entidades financieras de crédito y ahorro de Bolivia pasó de US$1.503 millones en diciembre de 2012 a US$1.538 millones al cierre del primer semestre de 2013, informó la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).

Esto equivale a un crecimiento de 2,3% en seis meses, de diciembre de 2012 a junio de 2013.

La directora ejecutiva de la ASFI, Lenny Valdivia, informó en conferencia de prensa que las ganancias del sector financiero privado continuarán en ascenso en el segtundo semestre, aunque se prevé una leve baja en el total del año.

De acuerdo con el informe proporcionado por la ASFI, el patrimonio de las entidades financieras de crédito y ahorro cerró 2012 con US$1.503 millones, un aumento de US$234 millones respecto a 2011, cuando ese patrimonio llegó a US$1.269 millones.

No obstante que los indicadores dan cuenta de que el crecimiento fue calificado de "prudente, sólido y estable", la ASFI proyectó una leve caída de 4,43%, que implica 67,5 millones de bolivianos (US$9,7 millones) respecto a 2012, cuando el sistema de intermediación financiera logró 219,5 millones de utilidades.

Valdivia recordó que una vez aprobada la nueva Ley de Servicios del Financieros, en tratamiento en la Asamblea Legislativa Plurinacional, todas las entidades bancarias deben reinvertir parte de sus utilidades en el mejoramiento de los servicios y garantizando el acceso de la población a los diversos productos financieros.

La directora ejecutiva de la ASFI precisó que los bancos deben "devolver a la sociedad" parte de sus ganancias con servicios de calidad y seguridad, favoreciendo a los prestatarios que acusan discapacidades y no tienen una eficiente información sobre el financiamiento.

Respecto a la evolución del número de prestatarios del sistema financiero, los datos al 30 de junio señalan que el sistema financiero, regulado por la ASFI y que incluye a 13 bancos, cuatro fondos financieros privados, ocho mutuales y 26 cooperativas societarias y abiertas, logró captar en conjunto, 1 millón 197.630 prestatarios.

Los datos señalan que las cooperativas tuvieron una baja de clientes en el semestre, puesto que de 95.653 clientes éstos bajaron a 93.805, lo cual implica que 1.848 prestatarios abandonaron al sistema cooperativo nacional.

Un desglose de esos datos da cuenta de que los bancos lograron 824.904 nuevos clientes, los fondos financieros 258.139, las cooperativas 93.805 y las mutuales 20.782 clientes.

Respecto a diciembre del año pasado, el sistema bancario registró 67.002 nuevos clientes.

En el caso de los fondos, el crecimiento fue de 14.903 clientes.