En el nuevo mercado cambiario que finiquita el gabinete económico y al que pronto el gobierno dará apertura, Pdvsa será la principal oferente de divisas. De esta manera garantizará en buena parte la liquidez en ese mecanismo y, además, aliviará el flujo de caja de la petrolera estatal al obtener más bolívares por cada petrodólar.

Aunque el nuevo esquema ya está en la fase final para su instauración, todavía hace falta la modificación de la Ley de Ilícitos Cambiarios y la de Mercado de Capitales. Las expectativas apuntan a que en octubre este mecanismo esté abierto.

La reforma de estas normativas será el último paso para que, en efecto, Pdvsa pueda participar legalmente en este mercado permuta o alternativo de cambio. Y, de hecho, el presidente de la petrolera y ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, confirmó ayer que Pdvsa entrará en este nuevo mercado.