México DF. El gobierno mexicano volvió a defender el alza de los precios de los combustibles y aseguró que la medida se adoptó con el consentimiento del Congreso y las fuerzas políticas, desestimando de esta manera las críticas del PRI.

El secretario de Gobernación mexicana, Fernando Gómez Mont, fue particularmente duro con el coordinador del a bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Manilio Fabio Beltrones, quien responsabilizó al Ejecutivo del alza de precios.

Según el coordinador del PRI, los recientes incrementos a las gasolinas “transgreden” el Acuerdo Nacional en Favor de la Economía Familiar y el Empleo, firmado por Felipe Calderón el 7 de enero de 2009.

El gobierno tiene argumentos para superar una crítica “injustificada y de coyuntura”, por lo que es inaceptable que se quieran tomar las disposiciones del Ejecutivo como unilaterales, dijo Gómez Mont, consigna El Economista

"El presidente (Felipe Calderón) es un hombre comprometido a servir a su comunidad, sensible y que constantemente escucha; hacer pasar lo contrario y deslindarse de la responsabilidad política que significan las decisiones de orden fiscal que hemos tomado con el Congreso, me parece hoy por hoy un infantilismo”, agregó.

PRI insiste en críticas. En tanto, el PRI reiteró sus críticas al alza de precios y tarifas de algunos servicios y productos, por lo que insistió en la necesidad de que el gobierno de Calderón explique las razones de los incrementos.

La titular de la colectividad, Beatriz Paredes, dijo que es necesario precisar el nivel de los ingresos adicionales que recibirá el fisco mexicano producto de estas alzas y cuál será el destino que tendrán estos recursos.

Asimismo, subrayó que sería pertinente que se valore la posibilidad de que se adecuen los precios a los niveles previos. “No comprendo la necesidad de esos incrementos”, sostuvo, consigna Milenio.