Lima, Andina. El Perú sigue creciendo en función a su política de inclusión social y prueba de ello son los proyectos adjudicados por montos superiores a los US$2.500 millones en el primer semestre del 2013, pese a la crisis económica mundial, informó el presidente Ollanta Humala.

Entre los proyectos figuran las líneas de transmisión de energía Carhuaquero-Cajamarca -Moyobamba, por US$174 millones; Machu Picchu-Quencoro-Conocora-Tintaya por US$114; y Mantaro-Marcona-Socabaya-Montoya, por US$278 millones.

Igualmente, las reservas frías de generación de energía en Pucallpa y Puerto Maldonado por US$55 millones; los suministros de energía en Iquitos por 100 millones; la central hidroeléctrica de Molloco por US$700 y la masificación del gas por US$200 millones.

A ello, se suman las concesiones de banda ancha en todo el territorio nacional por más de US$400 millones y la concesión de la vía Panamericana Sur, en el sector Quilca-La Concordia por US$79 millones. Para el 2014 los proyectos adjudicados alcanzarán los US$14.700 millones.

"La patria se sigue fortaleciendo, avanzando en el camino de desarrollo para reducir la pobreza y desigualdad. Hoy, en una clima de de crisis económica a nivel mundial, el Perú se sigue construyendo con una política de inclusión social que lleva el Estado a todo territorio", añadió.

El jefe del Estado brindó estas declaraciones en la ceremonia central en conmemoración del septuagésimo segundo aniversario de la inmolación del héroe nacional capitán FAP José Quiñones Gonzales, y por el Día de la Fuerza Aérea del Perú.

Construcción de aeronaves

Allí, resaltó que por primera vez en su historia la Fuerza Aérea se ponía a tono con la modernidad e ingresaba a un "capítulo superior" al participar en la construcción de aviones de instrucción y entrenamiento gracias a una alianza estratégica con Corea del Sur.

"Esto permitirá mejorar el entrenamiento de nuestros pilotos y mejorar la capacidad del Ceman, de los técnicos y suboficiales. Es una responsabilidad enorme, la construcción de una nave requiere técnica y precisión, es el gran reto de la FAP", subrayó.

Tras destacar que ese instituto castrense trabaja en la capacitación e inclusión de su personal, dijo que la producción de aeronaves estará destinada para el servicio del país en materia de defensa y desarrollo y apoyo a la población de zonas alejadas.

Recordó, en ese sentido, que la institución presta apoyo para tender puentes aéreos en casos de emergencia, transporte de personas y la lucha contra delitos como el narcotráfico.

El mandatario sostuvo, además, que los retos del país, frente al crecimiento económico nacional, obligan a seguir con las reformas del estado en los sectores salud y educación, así como la Ley de Servicio Civil.