Lima. El Banco Central de Perú mantuvo su tasa clave de interés en un mínimo histórico de 1,25% por quinto mes consecutivo, ante las bajas presiones inflacionarias y en línea con lo que anticipaba el mercado.

El ente emisor aprovechó el año pasado la baja inflación para recortar agresivamente la tasa clave de interés y apuntalar así el crecimiento económico en medio de los embates de la crisis mundial.

Los precios al consumidor en Perú subieron el año pasado 0,25%, la menor tasa inflacionaria de la década, en la que el país registró también una deflación de 0,1% en 2001.

El Banco Central rebajó por última vez su tasa en agosto, y desde entonces la ha mantenido estable.

"Esta decisión se sustenta en la disminución sostenida de la inflación anual y en la continua reducción de las expectativas de inflación", explicó el ente en un comunicado.

"Salvo modificaciones importantes en las proyecciones de inflación y sus determinantes, no se prevé nuevos ajustes a la tasa de referencia", agregó.

Para 2010, el Banco Central prevé que el costo de la vida en Perú se encarezca entre 1,5 y 2,5%, dentro del rango meta de 1 a 3%.

Por otro lado, el ente emisor destacó que "los indicadores adelantados de actividad económica muestran señales claras de recuperación del dinamismo de la producción, sin que por ello se vislumbren presiones inflacionarias en el corto plazo".

La economía peruana se desaceleró fuertemente el año pasado, el que habría despedido con una expansión de 1% según estimaciones oficiales, tras haber crecido casi 10% en 2008.

Ello debido a una caída de la demanda por sus materias primas y en el consumo interno.

Sin embargo, la economía local ya ha mostrado señales de una recuperación y el gobierno espera que se expanda 5% en 2010.