Lima, Andina. El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) registrado en mayo último (4,96%) es uno de los más altos de Sudamérica, consolidando al país como la economía líder de la región, resaltó el presidente de la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (Afin), Gonzalo Prialé.

El ejecutivo manifestó que es muy factible que se alcance la meta de expansión de la economía establecida por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para este año (6,3%) y que, inclusive, puede llegar a superarse.

“Todo depende de la adecuada aplicación de las políticas de desarrollo que estableció el gobierno para impulsar la inversión privada en el país. Tenemos grandes proyectos que esperan ser autorizados y concursados, y cuya ejecución contribuirá a lograr un mayor ritmo de crecimiento”, comentó al Diario Oficial El Peruano.

En opinión de Prialé, el desarrollo de estas iniciativas permitirá que la economía nacional recobre el ritmo de crecimiento alcanzado en años anteriores.

“Sin embargo, lo importante es que seguimos creciendo y a tasas que aún son altas. Debemos redoblar esfuerzos para seguir mejorando.”

Superando trabas

El presidente de la Afin aseguró que algunas trabas que impiden la ejecución de proyectos se originan en el lugar en donde se encuentran éstos.

Por ello, aseveró, las normas y políticas dictaminadas por el gobierno tienen como objetivo superar estos inconvenientes.

“Estamos confiados en que los resultados que se obtendrán serán positivos. Hay una cartera de proyectos lista. Solo es cuestión de ponerla en marcha”, acotó.

Prialé sostuvo que la actividad económica en el segundo semestre suele ser más intensa y dinámica, lo que permite hacer estimaciones más positivas en torno al crecimiento del PBI para la segunda parte del año.

De acuerdo con el ejecutivo, es muy estimulante que los grandes organismos internacionales y las entidades multilaterales consideren al Perú como la “estrella” de América Latina.

“No debemos perder este liderazgo. Precisamente, uno de los pilares de esto es la inversión y ello está al alcance de nuestras manos. Es posible lograrlo con una dinámica distinta y decisiones más rápidas y oportunas por parte de los funcionarios que tienen a cargo estos procesos.”

Por otro lado, el líder gremial propuso la creación de un fondo de inversión en infraestructura con un capital inicial de US$3.000 millones, con el objetivo de mejorar la competitividad del país.