Durante el primer semestre del año, el producto interno bruto (PIB) de Perú creció en 5,07% y la variación anualizada se ubicó en 5,69%, según dio a conocer a Efe el Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inei).

En un reporte de la institución también se indicó que la economía de Perú subió en 4,4 % en junio pasado, en relación con el mismo periodo del año anterior, y acumuló un crecimiento sostenido de 46 meses.

El aumento se justificó principalmente por el desempeño positivo del sector construcción (7,0%), restaurantes y hoteles (6,8%), servicios prestados a empresa (6,0%), comercio (5,0%), transportes y comunicaciones (4,4%) y manufactura (2,8%).

Según el Inei, el crecimiento del sector construcción se explicó por la mayor inversión en el avance físico de obras (14,2%) y el alza del consumo interno de cemento (6,9%); mientras que la actividad de restaurantes subió en 6,4% y la de hoteles en 9,0%.

Por otro lado, el sector de servicios prestados a empresas aumentó impulsado por la actividad inmobiliaria y el alquiler de máquinas y equipos.

El comercio se incrementó por la evolución favorable de la venta de vehículos automotores y los negocios mayoristas y minoristas; mientras que el subsector transportes subió en 5,6% y el de comunicaciones lo hizo en 2,0%.

La actividad manufacturera creció por la fabricación de metales preciosos y no ferrosos (20,6%) y por los productos de refinación de petróleo (15,2%).

En junio pasado se registró el crecimiento en todos los sectores con excepción de la actividad agropecuaria, que disminuyó en 0,6 % por problemas climáticos que afectaron la producción de café, papa, aceituna, algodón y maíz, entre otros.