Santiago, Xinhua. El director del Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) para América Latina, Heraldo Muñoz, destacó en Santiago la necesidad de realizar cambios tributarios en Chile y en la región.

El funcionario participó en un seminario, organizado por la Corporación de Estudios para Latinoamérica (Cieplan), con el patrocinio del PNUD, donde se entregaron los resultados del estudio "Nuevos acuerdos fiscales para América Latina".

Representantes de Brasil, Colombia, Guatemala, Paraguay y Chile también coincidieron en que la región requiere modificaciones impositivas y una mayor recaudación para hacer frente a las crecientes demandas sociales.

Muñoz criticó a quienes plantean que no es el momento para hacer una reforma tributaria, al insistir que los estudios en América Latina constatan fundamentalmente que los niveles de desigualdad no se pueden enfrentar sin hacer reformar tributarias profundas.

Según el representante del PNUD, existen dos justificaciones para emprender las reformas: primero, porque la presión tributaria es baja en América Latina y en Chile es muy baja, comparada a la media de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). 

En segundo lugar, indicó, las estructuras tributarias son altamente regresivas, son impuestos generalmente al consumo, como el impuesto al valor agregado (IVA), en vez de impuestos directos y a la propiedad, de modo que el desafío es cómo se logra a través de consensos políticos avanzar hacia estructuras más progresivas.

Sobre la posibilidad de simplificar los sistemas tributarios, Muñoz comentó que eso es decisión de cada país; sin embargo, señaló que "en el resto de los países de la región, la presión tributaria es bajísima y la evasión tributaria es muy alta, por lo cual se requiere mejorar la calidad del gasto.

También reconoció que en los países latinoamericanos existe un movimiento que hace presión por la reforma, pero no para enfrentar las demandas sociales, y ese es el punto principal.

"Siempre hay argumentos y habrá excusas para no subir los impuestos, pero si queremos enfrentar los retos que tenemos por delante, tiene que haber la capacidad de pactos políticos que permitan que estas decisiones no sean de una administración", sino de largo plazo, sin importar los gobiernos que puedan llegar al poder, precisó.

"Eso es lo que han hecho los gobiernos de países desarrollados. No veo que haya problemas con la productividad o con el crecimiento en países que tienen más del 30 por ciento de la presión tributaria".

Muñoz criticó a quienes señalan que el alza de impuestos afecta a las pequeñas y medianas empresas, "cuando en realidad están pensando en los intereses de las grandes empresas.

"Entonces, aquí se trata de conciliar los distintos intereses en juego pero apuntando a que esto es un desafío inevitable", explicó.

El funcionario de la ONU dijo que la demanda por una educación de mayor calidad, no sólo en Chile, sin en la región, no va a desaparecer y eso hay que enfrentarlo y hay que hacerlo con recursos que tienen que salir de algún lado.

Desde la perspectiva latinoamericana, el desafío actual es la desigualdad, pues a pesar de que existe crecimiento en la región con la apreciación de cierto progreso, es innegable que esto no se ha reflejado para todos los ciudadanos, lo cual genera frustración, agregó.

La ex mandataria chilena Michelle Bachelet, quien es favorita para ganar los comicios presidenciales de noviembre próximo, anunció que en su programa de gobierno se incluirá una reforma tributaria a las grandes empresas para financiar con unos 8.500 millones de dólares la reforma al sistema de educación de Chile.

Heraldo Muñoz fue ministro y embajador de Chile ante Naciones Unidas y ha escrito numerosos libros sobre temas económicos.