Lisboa. El gobierno portugués aprobó este jueves medidas adicionales de austeridad para profundizar el recorte del déficit presupuestario, que incluyen reducciones de gasto y subidas de impuestos, en un nuevo intento por recuperar la confianza de los mercados.

El nuevo paquete establece un gravamen extraordinario a los ingresos de hasta 1,5%, un alza del Impuesto al Valor Agregado de un punto porcentual y la imposición de un tributo de 2,5% sobre las ganancias de los bancos y de las grandes compañías.

El primer ministro portugués, José Sócrates, dijo que las medidas permitirán al país reducir su déficit presupuestario de este año a 7,3% del Producto Interno Bruto, más que el nivel de 8,3% anunciado en marzo.

El ajuste abre paso además a una reducción de la meta de déficit fiscal del 2011 de dos puntos porcentuales, a 4,% del PIB frente a 6,6% previsto anteriormente.

El plan, acordado con Pedro Passos Coelho, líder del Partido Social Demócrata, el principal partido opositor, permitirá introducir nuevas medidas para recortar el déficit presupuestario del país en 2.000 millones de euros en el 2010.

"Estas medidas son cruciales para restablecer la confianza y conseguir financiamiento para la economía", dijo Sócrates.

El primer ministro agregó que los salarios de los empleados públicos de alta jerarquía y los de los políticos serán recortados en 5%, al tiempo que dijo que no espera tener que lanzar medidas de austeridad extra a las ya anunciadas este jueves.

Sócrates precisó que las medidas anunciadas estarán en vigencia hasta fines del 2011.

El paquete de austeridad fue consensuado con el líder del principal partido de la oposición, justo cuando el país está en la mira de los inversores internacionales por el temor a que siga los pasos de la endeudada Grecia.

Al igual que las duras medidas anunciadas el miércoles por España, las medidas son el precio a pagar a cambio de la protección de la red de seguridad de 750.000 millones de euros anunciada el lunes por los ministros de Finanzas de la Unión Europea.

Con información de Reuters y Dow Jones Newswires