Washington. Los precios al consumidor de Estados Unidos subieron en enero 0,2%, poco menos de lo esperado, según un informe oficial.

La cifra revelada por el Departamento de Trabajo se ubicó levemente por debajo de las expectativas del mercado, que esperaban un alza de 0,3%.

En tanto, los precios a nivel subyacente, que excluyen los componentes más volátiles como alimentos y energía, cayeron 0,1%, en la primera baja desde 1982.

Para esta categoría, los analistas esperaban un alza de 0,1%.