El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Chile, anotó el pasado julio una variación del 0,3 %, informó el estatal Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

La cifra coincidió con el promedio de los pronósticos del mercado y los expertos, situado también en un 0,3%, y con ella la inflación acumulada desde enero se situó en el 1,1% y la tasa interanual quedó en el 2,2%, precisó el informe.

En el séptimo mes del año, siete de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC registraron aumentos en sus índices, cuatro registraron bajas y una se mantuvo sin variación.

Entre las que tuvieron alzas destacaron Transporte (0,7%) y Alojamiento, Agua, Electricidad, Gas y otros combustibles (1,0%), con incidencias de 0,143 y de 0,133 puntos porcentuales en el índice general, respectivamente.

Las demás divisiones con variación positiva tuvieron una incidencia conjunta de 0,120 puntos porcentuales, indicó el INE, mientras la incidencia de las divisiones con bajas de precio fue negativa, de 0,137 puntos.

Por productos, destacaron en julio las alzas del gas licuado (3,2%), Servicio de mantenimiento de viviendas (1,5%) y Servicio de Packs de telecomunicaciones (1,2%), mientras las principales bajas correspondieron a gastos financieros (1,8%), computadores (0,4%), el pan (0,4%) y la carne de vacuno (0,3%).

El IPC subyacente, que excluye los combustibles, las frutas y verduras frescas, anotó en julio un alza del 0,1%, con lo que acumuló una subida del 0,7% en los primeros siete meses del año y del 1,3% interanual.