Quito.- Los precios al consumidor en Ecuador subieron un 0,27% en 2018, menos de lo previsto por el Gobierno y tras una baja de un 0,20% el año anterior, informó este lunes la agencia oficial de estadística.

Las autoridades habían proyectado una inflación de un 1,38% para el año pasado, tras la baja de los precios en el país petrolero durante 2017.

En diciembre, la inflación fue de un 0,10%, agregó el Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censo (INEC) en un reporte.

El Gobierno ecuatoriano espera que los precios suban un 1,07% este año.

Ecuador, una economía dolarizada, tiene un gran déficit fiscal y un fuerte endeudamiento externo, lo que ha dificultado la inversión pública.