El índice de precios al consumidor en México disminuyó 0,03% en julio con respecto al mes anterior, por lo que la inflación acumulada en los últimos 12 meses llegó a 3,47%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general debido a que elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, aumentó 0,03% y dejó la tasa anual en el 2,5%, señaló la institución en un comunicado.

Los sectores que más incidieron en la variación fueron las frutas y verduras, cuyos precios retrocedieron un 2,31 % en julio respecto al mes anterior, y los productos pecuarios, que retrocedieron un 1,08 %.

Del lado de los incrementos se ubicaron los servicios energéticos, cuyos precios subieron un 0,63 %, y los de vivienda, que se encarecieron un 0,17 %.

El año pasado, México acumuló una inflación del 3,57%, inferior al 3,82% de 2011.

El Banco de México (central) prevé que la inflación general se sitúe cerca del 3,5 % al cierre de este año, y que ronde el 3 % en 2014.

El Gobierno del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, espera que la economía nacional registre este año un crecimiento del 3,1 %, después del 3,9 % de 2012 y 2011.

El INEGI también anunció hoy que en julio el índice de precios al productor bajó 0,35 % respecto a junio, mientras que en los últimos 12 meses subió 0,97 %.