El presidente del Banco Central (BC), Mario Marcel, afirmó -textual- que “en ningún Informe de Política Monetaria (IPoM) se utiliza la palabra descartar”, al referirse a la trayectoria de la tasa de interés y eventuales nuevos recortes.

Expertos afirman que una nueva baja no se justificaría, pero habría espacio si cambia el escenario macroeconómico.

Desde el Gobierno, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, afirmó que la baja en la tasa y el impulso de proyectos de infraestructura permitirán crecer sobre el 3% este año.

“Recalibración”. En un seminario de Icare, el presidente del Banco Central, Mario Marcel, expuso el último IPoM, el que estuvo antecedido el viernes pasado por la rebaja de la tasa de interés desde un 3 a un 2,5%.

En tanto, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín -en conversación con CNN Chile- afirmó que los efectos de una baja en la tasa de interés tienen un rezago. Pero que eso, sumado a un plan de adelanto de proyecto de infraestructura, ayudará al crecimiento económico.

El economista explicó la denominada “recalibración” de la política monetaria, debido a cambios significativos en las estimaciones de brechas de capacidad, inflación y tasa neutral.

Pese a que el escenario base considera mantener la tasa de interés en 2,5%, Marcel no descartó nuevos recortes ante eventuales cambios en el escenario macroeconómico.

Para el economista de Gémines, Alejandro Fernández, no se justificaría un nuevo recorte, pero existe espacio para una decisión del Banco Central; y el economista de Fynsa, Nathan Pincheira, estimó que la tasa de interés se mantendrá en su actual nivel.

En tanto, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín -en conversación con CNN Chile- afirmó que los efectos de una baja en la tasa de interés tienen un rezago. Pero que eso, sumado a un plan de adelanto de proyecto de infraestructura, ayudará al crecimiento económico.

Desde la crisis de 2009 que no se registraba una rebaja de 50 puntos base de la tasa de política monetaria, algo que nuevamente el Banco Central calificó de excepcional.