El presidente de Haití, Michel Martelly, reconoció el "entorno económico difícil" en el reinicio del año escolar, pero destacó los múltiples esfuerzos de su gobierno para mejorar la situación del país, incluyendo la del más del millón de estudiantes que retomaron las labores educativas.

Martelly dijo creer firmemente en la educación y formación de los jóvenes como motor de la nación, y puso de relieve la aplicación del Programa de Educación Universal, Gratuita y Obligatoria (PSUGO, siglas en francés), para el que el gobierno ha puesto a disposición un total de 230 autobuses para facilitarles transporte gratuito.

"Esto es lo que hacemos para construir una sociedad fuerte. Seguiremos invirtiendo en la educación hasta el final", dijo el gobernante.

El reinicio de las clases estaba programado para el pasado 2 de septiembre, pero fue aplazado para este 1 de octubre durante un consejo de gobierno encabezado por el primer ministro Laurent Lamothe, a petición del ministro de Educación, Vanneur Pierre.

En esa ocasión, el funcionario justificó la medida en virtud del retraso en la recuperación de los exámenes de bachillerato, en la preparación y entrega de materiales escolares y en los fondos que fueron destinados a las escuelas incluidas en el PSUGO.

Más de un 1,2 millones de estudiantes asisten a una de las 10.558 escuelas públicas y privadas en el programa de escolarización gratuita, una cantidad que las autoridades haitianas califican como "muy superior" a la meta del año escolar anterior.

Sin embargo, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) estima que la tasa de matriculación escolar es de apenas el 50%, mientras que el 77% de los niños de 6 a 11 años asistieron a la escuela primaria el año pasado.

Para el retorno escolar, el gobierno haitiano invirtió 1.500 millones de gourdes (US$34,8 millones) y espera elevar la cifra a 2.500 millones para el próximo año, igual que la distribución de kits escolares a 700.000 unidades.

El propio Martelly repartió útiles y uniformes este lunes junto con el ministro de Educación y el director departamental de la cartera, Yvalan Espérance, en un acto realizado en la Escuela Nacional de Estados Unidos, ubicado en el sector de Canapé Vert, al oeste de la capital, además de la Escuela República de Brasil, en la parte baja de Puerto Príncipe.