Bruselas, EFE. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo que vislumbra la recuperación económica en la Unión Europa (UE) de cara a finales de este año y 2014 gracias, entre otras medidas, a las políticas monetarias adoptadas y a la mejora en los mercados financieros.

Draghi lanzó este mensaje en su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo (PE), en la que reconoció sin embargo que todavía persisten "desafíos fundamentales" y que el estado de la economía "sigue siendo débil".

"La postura acomodaticia de nuestra política monetaria y las mejoras significativas de los mercados financieros desde mediados de 2012 deberían ayudar a ir a una perspectiva de recuperación de cara a finales de este año y 2014", afirmó ante los eurodiputados.

El presidente del BCE reiteró su defensa de mantener los tipos de interés al nivel actual y afirmó, como ya adelantó la pasada semana, que en el futuro podrían ser incluso más bajos.

"La Junta de gobernadores del BCE espera mantener los mismos niveles de tipos de interés o niveles más bajos por un extendido periodo de tiempo", señaló.

Draghi también dijo que en los últimos cuatrimestres la economía europea se ha contraído y que las condiciones del mercado laboral "siguen siendo débiles", pero apuntó que los indicadores de confianza "muestran algunas mejoras".

"En general, la actividad del área económica europea debería estabilizarse y recuperarse a lo largo del año, aunque sea a un ritmo pausado", afirmó Draghi.

Entre los retos pendientes, citó "una fragmentación económica que desafía el mercado único" y en ese sentido "las dificultades que encuentran las pymes para acceder al crédito especialmente en los países con dificultades".