Panamá, Xinhua. El presidente panameño Ricardo Martinelli atribuyó este lunes la mejor posición económica del país a la aplicación de un nuevo modelo estatal de gestión, en el cual el gobierno lidera la inversión en infraestructura y no el sector privado, como ha sido costumbre.

El gobernante, quien habló del tema en la clausura de un foro sobre inversión realizado este lunes en la capital panameña, anunció que viajará esta semana a Roma para recibir un reconocimiento de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El foro fue coordinado por el diario español "El País" y patrocinado por el periódico panameño "La Prensa",

Panamá ha reducido la pobreza de 38,5% a 25,5% en los últimos años, destacó Martinelli, al mencionar el reconocimiento que entregará la FAO a su gobierno.

Ante inversionistas de diferentes partes del mundo, el mandatario dijo que Panamá aparecía hace cuatro años en el lugar 59 en la evaluación del Foro Económico Mundial que considera la competitividad, y que ahora está en el lugar 40, con la perspectiva de ubicarse entre los países del nivel 30 en el próximo análisis del foro.

Tras recordar que Panamá "está bajo construcción", por la diversidad de obras que se realizan para la mejora del transporte y de otras áreas que dificultan ahora el tránsito vehicular en la capital, el presidente explicó que por cada dólar de inversión 40 centavos son para infraestructura en el país.

Martinelli aseguró que la deuda per cápita de Panamá ha disminuido, pese a la inversión en infraestructura y al impacto de la inflación en el mundo.

También resaltó la construcción del sistema de transporte Metro en la capital panameña, la implantación de un sistema de autobuses articulados denominado Metrobús, y la construcción de hospitales y de cientos de kilómetros de carreteras.

"Panamá va a tener el aeropuerto más grande de Latinoamérica, en el Aeropuerto Internacional de Tocumen de la capital panameña", añadió, al destacar la importancia que ha tenido en esta evolución el centro de conexiones aéreas de la aerolínea panameña Copa Airlines.

Martinelli invitó, además, al español Grupo Prisa a mudarse a Panamá, como lo han hecho otras compañías de renombre mundial atraídas por una ley panameña para la operación de sedes regionales de multinacionales.

De igual forma, manifestó el interés en que la aerolínea española Iberia piense en tener un segundo vuelo directo entre España y Panamá, al tiempo que remarcó la importancia de la inversión de España en Panamá, asegurando que las puertas están abiertas para que más españoles puedan venir y radicarse en territorio panameño.

El presidente de Panamá dijo que se espera que la aerolínea alemana Lufthansa puede tener en enero un vuelo directo desde una ciudad alemana a Panamá.