Montevideo, Xinhua. El presidente de Uruguay, José Mujica, calificó de "prudente" el proyecto anual de Rendición de Cuentas que incorpora gastos adicionales al Presupuesto Quinquenal y que ahora estudia el Parlamento.

Mujica dijo que esa cautela busca "no perder las conquistas sociales alcanzadas," aunque reconoció "natural que la gente aspire a tener mejores ingresos", en declaraciones que hoy publica el diario local La República.

Aclaró que "no vamos a tirar manteca al techo", al parafrasear un dicho popular, pero se manifestó optimista por el futuro porque "se ven muchos signos positivos".

"La incertidumbre internacional todavía es grande. Europa no termina de arrancar, Estados Unidos tampoco y ellos tienen una gravitación enorme", explicó el mandatario.

Recordó que "no es que les vendamos muchos productos, pero sí les vendemos a sus clientes y ello igual repercute" pero "el gran elemento que es la inversión se va a mantener en virtud de las condiciones de Uruguay".

"No sabemos cómo va a evolucionar Argentina, pero tenemos mucha confianza en el país", reflexionó.

Los sindicatos de la educación pública han realizado paros y ocupaciones durante mayo y junio en reclamo de un aumento salarial de dos dígitos, lo que no fue contemplado en el ajuste presupuestal.

La Rendición de Cuentas, la última que envía Mujica antes de concluir su mandato en marzo de 2014, establece gastos extraordinarios particularmente para la educación, que recibirá la mayoría de los recursos.

La economía uruguaya se expandió un 3,7% (interanual) en el primer trimestre tras cerrar 2012 con un alza de 3,9%, que completó una década de expansión.