Pekin. Un grupo oficial de expertos estimó que el Producto Interno Bruto (PIB) de China crecerá alrededor de 10% en el 2010, impulsado por una mayor inversión y el consumo doméstico, reportó el domingo la agencia oficial Xinhua.

Un fuerte crecimiento del 11% en el primer trimestre se desacelerará levemente durante el resto del año.

El ritmo de expansión apenas bajará a menos de 10% en el segundo semestre, dijo en el reporte el Centro de Ciencia de Pronósticos de la Academia China de Ciencias, que fue divulgado durante el fin de semana.

El crecimiento en el tercer y cuarto trimestre será de 9,5% y 9,8%, respectivamente, afirmó.

El comercio exterior rebotará cuando la economía mundial mejore, pero las exportaciones totales netas serán un lastre para el crecimiento, llevando la expansión del PIB a la baja en alrededor de 0,5 puntos porcentuales, dijo el reporte.

Las exportaciones crecerán un 16,6 por ciento y las importaciones un 18,9 por ciento, mientras que el valor total del comercio exterior crecería en 17,6 por ciento.

El plan de estímulo económico del Gobierno, que apunta a reforzar la economía china en medio de la desaceleración económica, seguirá impulsando la inversión, pero el crecimiento se desacelerará al 25 por ciento desde el 30,1 por ciento del 2009, informó el reporte.

El centro de pronósticos también prevé un aumento del 3,1 por ciento en el índice de precio al consumidor por la reactivación económica, una amplia liquidez y expectativas de inflación que impulsan los precios al alza, dijo Xinhua.

Aunque el dato es aparentemente leve dado el grado del estímulo monetario chino del año pasado, las crecientes expectativas inflacionarias podrían preocupar más a quienes ya han mostrado su temor a un recalentamiento económico.

El PIB de China creció el año pasado un 8,7 por ciento. La mediana del PIB del 2010 prevista por economistas encuestados por Reuters a fines del mes pasado fue del 9,5 por ciento.

El FMI ha previsto un crecimiento de China del 10 por ciento en el 2010.