El índice de producción industrial (IPI) de Chile creció 2,3% interanual en junio pasado, debido al aumento de los sectores energético (3,8%) y minero (5,9%), que compensaron una caída (2,7%) de la industria manufacturera.

Así lo informó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en su informe mensual, que precisa que el IPI anotó en junio una merma del 1,2% respecto de mayo, para acumular una subida del 2,3 % en el primer semestre del año en curso.

En junio, según el informe, el índice de producción minera aumentó un 5,9 % interanual y un 1,7 % respecto de mayo, explicado principalmente por una mayor producción de cobre, que alcanzó las 482.252 toneladas métricas de cobre fino, con un incremento interanual del 6,5 % y del 1,5 % en comparación con mayo, equivalente a 7.112 toneladas.

Esta mayor producción se explica, según el INE, porque algunas faenas registraron una mayor ley (concentración) del mineral, junto con una mayor eficiencia extractiva en algunos yacimientos.

En tanto, el sector de la Energía (electricidad, gas y agua) creció un 3,8 % interanual, con aumentos del 4,2 de la electricidad y del 1,7 % del agua, mientras el gas bajó un 0,3 %.

El aumento interanual de la generación eléctrica se explica principalmente por una mayor producción a carbón, con una incidencia de 10,862 puntos porcentuales, mientras la generación hidráulica de embalse registró la mayor incidencia negativa, de 12,350 puntos.

En el Sistema Interconectado Central (SIC), que abastece a la mayor parte del país, la participación de la generación térmica llegó al 68,1 % del total, con mayor presencia del carbón (37,6 %), seguido del gas natural licuado (16,0 %), mientras la generación hídrica alcanzó una participación del 31,1 % en el total del sistema.

El índice de producción manufacturera, por su parte, anotó una caída del 2,7 % interanual, explicada en parte por un día laboral menos que tuvo el mes y una menor actividad en algunas industrias, explicó el INE.

En comparación con el mes anterior la producción manufacturera cayó un 4,5%, para acumular un descenso del 0,3 % en el primer semestre.

Las principales variaciones negativas interanuales de junio correspondieron a la fabricación de sustancias y productos químicos ((-8,5 %), fabricación de metales comunes (-14,3 %) y elaboración de productos alimenticios y bebidas (-2,9 %).

En tanto, las principales variaciones positivas correspondieron a Papel y productos de papel (9,4%), fabricación de otros productos minerales no metálicos (4,9%) y fabricación de muebles (7,0%).