En un escenario de efecto contenido mundial tras el brote del coronavirus, la economía mexicana registrará un crecimiento de 0.7%, estimó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Este pronóstico es inferior al 1,2% previsto en enero. Con esta expectativa revisada, la OCDE se convierte en el primer organismo internacional en llevar al pronóstico del PIB mexicano debajo del 1% y es también el primero en proyectar escenarios de impacto del brote del coronavirus en el globo.

En un reporte especial sobre Perspectivas Económicas Provisionales, precisa que el escenario para México incorpora el supuesto de una economía de Estados Unidos que crece a un ritmo de 1,9% anual, esto es ligeramente más bajo de la previsión anterior que tenía la OCDE en dos por ciento.

Y de un contexto donde China, la segunda economía del mundo donde brotó el coronavirus, registrará una expansión de 4,9% en 2020; una tasa que esta lejos del 5,7% estimado a fines del año pasado.

Con este entorno económico afectado por un contagio contenido del coronavirus, el PIB mundial va a desacelerar para conseguir un avance de 2,4%, que es inferior al 2,9% previsto al cerrar 2019.