Guayaquil. El mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, se reunió con los alcaldes de Guayaquil y Quito, luego que, Jaime Nebot, alcalde de Guayaquil denunciara que en su Municipio se pretendía entregar unos US$34 millones menos de lo presupuestado, en referencia a un acuerdo en el que todos los organismos seccionales debían participar del 38% del aumento del presupuesto de este año.

Por su parte, alcalde de Cuenca y presidente de la Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME), Paúl Granda, propuso la distribución equitativa y solidaria de los recursos entre todos los organismos seccionales.

A través del Código de Ordenamiento Territorial (Cootad) se distribuirán más de US$2000 millones entre alcaldías, prefecturas y juntas parroquiales, presupuesto que debe ser aprobado previamente por la asamblea, señaló El Comercio.