El director General de Pensiones de Bolivia, Marcelo Ticona, informó este sábado que las dos empresas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) que operan en el país andino recuperaron US$50 millones, de los US$160 millones que adeudan empresas que no pagaron los aportes laborales.

El funcionario indicó que estos recursos son de empresas que tienen adeudos tanto con el al antiguo sistema de pensiones como con el nuevo, y la recuperación se obtuvo a través de procesos administrativos y judiciales contra los empleadores que no depositaron los aportes que descontaron a sus trabajadores para su jubilación.

Según la Autoridad de Fiscalización y Control de Pensiones y Seguros (APS), al menos 700 son las empresas, entre públicas y privadas, que acumularon una deuda de US$160 millones por pagos de aportes laborales destinados a la jubilación, y son procesados por las AFP por la retención indebida de las contribuciones destinadas al Sistema Integral de Pensiones (SIP).

Las AFP Futuro de Bolivia y Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) encabezan los correspondientes juicios penales, laborales o sociales contra las empresas que habiendo retenido los aportes para esos fondos no los hubieran depositado.

Los procesos penales encarados por las AFP comenzaron el año pasado contra empresas tanto públicas como privadas.

Con esta medida, ambas AFP dan cumplimiento a lo establecido en la Ley de Pensiones (Ley 065) que indica que el empleador que se apropie de las contribuciones destinadas al Sistema Integral de Pensiones (SIP) y no las deposite a la entidad señalada en los plazos establecidos "incurrirá en privación de libertad de cinco a diez años y multa de 100 a 500 días" de salario.

La norma señala, asimismo, que el empleador quedará exento de responsabilidad penal si regulariza su situación ante el SIP.

En todos estos juicios están imputados los representantes legales de las empresas durante el período que se tenía que cumplir con la obligación del pago de contribuciones a las AFP.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, conminó en reiteradas oportunidades a los empleadores a pagar sus deudas a las AFP, pues, de lo contrario, irán a la cárcel tras un proceso judicial.