Londres. El canciller del Tesoro de Reino Unido, George Osborne, anunció este lunes que el nuevo gobierno del primer ministro David Cameron pretende ahorrar 6.250 millones de libras (unos US$9.000 millones) en el actual año fiscal.

Osborne dijo que las reducciones inmediatas del déficit ayudarían a restaurar la confianza en la economía del Reino Unido.

"Necesitamos tomar acciones urgentes para mantener nuestros tipos de interés más bajos por más tiempo... para demostrar al mundo que podemos vivir por nuestros medios", dijo Osborne.

Osborne afirmó que del ahorro de 6.250 millones de libras previsto para este año, unos 500 millones de libras (US$720 millones) se usará, entre otras cosas, para impulsar el programa de becas e incrementar la inversión en institutos.

La libra y los bonos estatales británicos, o gilts, cotizaban sin cambios tras el anuncio de Osborne, que ya era en parte conocido. La libra permaneció firme en US$1,4446 frente al dólar.

Osborne dijo que la acción del gobierno británico lo coloca "a la cabeza de Europa en favor de la responsabilidad fiscal".

El primer ministro conservador, David Cameron, ha convertido el control del déficit y el mantenimiento de la calificación de triple A su máxima prioridad de política interior, diciendo que si se fracasa, Reino Unido podría caer en una crisis de deuda similar a la de Grecia.

Cameron fue elegido primer ministro hace dos semanas después de que las elecciones del 6 de mayo no dieran a ningún partido la mayoría absoluta.