Londres. El gobierno británico rechazó el martes los llamados de la Comisión Europea para que adopte más medidas para recortar su creciente déficit de presupuesto en el mediano plazo, diciendo que tales acciones dañarían los servicios públicos.

"Nosotros creemos que la UE tiene un juicio equivocado", dijo el Secretario Jefe de la Tesorería, Liam Byrne, a la radio BBC.

"Nosotros creemos que el plan que ellos han establecido requiere que nosotros retiremos cerca de 20.000 millones de libras esterlinas (US$29.980 millones) de la economía antes del 2014-15 y creemos que eso provocaría un daño irreparable a los servicios públicos o a los contribuyentes", agregó.

Byrne respondió a un borrador del ejecutivo de la UE que obtuvo Reuters y que decía que el programa fiscal del Reino Unido no lograba garantizar que cumpliría con el plazo fijado por la UE en el 2014-15 para reducir el déficit por debajo del tope de 3% del PIB que estableció el bloque.

El portavoz de oposición Ken Clarke dijo que se necesitan medidas ahora para comenzar a recortar el déficit.

"Lo que se debe hacer ahora es poner esto rápidamente bajo control y tomar la mayor parte del déficit estructural, eliminarlo durante el próximo parlamento y también creo que se debe comenzar ahora", dijo Clarke al mismo programa radial.