Tegucigalpa, EFE. Las remesas enviadas por los hondureños que viven en el exterior, principalmente en EE.UU., sumaron US$1.800 millones en los primeros siete meses de este año, 11,6% más en el igual período de 2012, informó una fuente oficial.

Entre enero y julio de 2013, Honduras recibió US$1.800 millones en remesas, US$187 millones más (11,6%) que los US$1.613 millones recibidos el año pasado durante el mismo período, dijo a periodistas la presidenta del Banco Central de Honduras, María Elena Mondragón.

Agregó que las remesas "han aumentado pese a que el desempleo en Estados Unidos sigue siendo alto".

Alrededor de un millón de hondureños viven legal o ilegalmente en Estados Unidos, de donde procede la mayor parte de las remesas, aunque también se registran envíos de Canadá, España, México, Italia, entre otros países, según autoridades locales.

En 2012 las remesas totalizaron unos US$2.824,6 millones, montó superior en 3,7% al de 2011, cuando sumaron US$2.722,4 millones, según el BCH.

En el primer semestre de este año, Estados Unidos ha deportado más de 20.000 hondureños indocumentados, según cifras del no gubernamental Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR), un organismo que se encarga de recibir a los deportados.

Las remesas son la principal fuente de divisas de Honduras, por encima de exportaciones como el café, los productos de la maquila, el camarón y otros.