México.- Las remesas de mexicanos en el exterior hacía el país podrían superar los US$35.000 millones al final de 2019, lo que representaría un aliciente para la reactivación de la economía, afirmó hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su tradicional rueda de prensa diaria, el mandatario mexicano calificó estas remesas como "la inversión principal para la gente del pueblo". "Es algo muy importante, porque con esto se reactiva mucho la economía popular. Es un dinero que llega a millones de familias y es lo que ayuda al sustento de mucha gente", dijo.

El mandatario mexicano reconoció ante periodistas reunidos en la ciudad de Hermosillo, capital del estado de Sonora (noroeste), que sin el flujo de divisas de los migrantes mexicanos "estaríamos mal" en términos económicos.

López Obrador indicó que dos ingresos son muy importantes: las remesas y el comercio exterior que ha crecido. Dijo que lo único que falta que fluya de una manera más importante es la inversión privada, por lo que el gobierno estimulará este rubro hacia adelante.

En 2018, México recibió un récord de US$33.677 millones por este concepto.

Las declaraciones del mandatario coincidieron con el reporte difundido este lunes por el central Banco de México (Banxico), que dio cuenta de un aumento del 7,4% en el flujo de remesas al país en los primeros siete meses del año, a US$20.525 millones.

En 2018, México recibió un récord de US$33.677 millones por este concepto, de acuerdo con la entidad monetaria. Las remesas se han constituido en los últimos años como una de las principales fuentes de divisas de México, el principal receptor de remesas en América Latina.