Nueva York.- Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron este lunes por un mayor apetito por el riesgo, en medio de menores tensiones comerciales entre Washington y Pekín y expectativas de una acción menos agresiva esta semana de parte del Banco Central Europeo.

* Los retornos de la deuda estadounidense, desde las notas a dos años hasta los bonos a 30 años, tocaron máximos después de subir en dos de las últimas tres jornadas, ya que hubo un menor nerviosismo de los inversores respecto a la guerra comercial.

* Los bonos también se movieron en línea con el mercado de deuda europeo, socavado por un reporte de Reuters de que Alemania considera establecer una agencia pública independiente que podría tomar nueva deuda para que el país cumpla con sus estrictas normas de gasto.

* "En gran medida, muchas de las compras por refugio se están acabando", dijo Kim Rupert, director gerente de renta fija global de Action Economics en San Francisco. "También vimos que los retornos de los bonos europeos cerraron con bruscas alzas. Creo que parte de eso es que se redujeron las expectativas de alivio monetario por parte del BCE".

En las operaciones de la tarde, los retornos de los bonos referenciales del Tesoro a 10 años subieron a 1,63% desde el 1,55% del viernes, después de tocar más temprano máximos de tres semanas de 1,635%. Desde comienzos de año, los rendimientos a 10 años han caído más de 100 puntos básicos.

* El Banco Central Europeo se reúne el jueves. Los mercados de dinero muestran que los inversores esperan un recorte de 10 puntos básicos de la tasa de depósitos a -0,50%, el primero desde 2016.

* En las operaciones de la tarde, los retornos de los bonos referenciales del Tesoro a 10 años subieron a 1,63% desde el 1,55% del viernes, después de tocar más temprano máximos de tres semanas de 1,635%. Desde comienzos de año, los rendimientos a 10 años han caído más de 100 puntos básicos.

* Mientras, los rendimientos de la deuda a 30 años avanzaron a 2,108% desde el 2,022% del viernes y sobre el mínimo récord de 1,905% que tocaron a fines de agosto. En el extremo corto de la curva, los bonos a dos años rindieron un 1,58%, frente al 1,528% del viernes.