Washington. La Reserva Federal estadounidense anunció hoy que mantendrá su programa de compras de activos por US$85.000 millones mensuales, sorprendiendo a los inversionistas que esperaban una reducción en el estímulo.

Al término de dos días de reuniones, el Comité de Mercado Abierto de la Fed, que dirige la política monetaria de Estados Unidos, expresó preocupación por el ritmo de la actividad económica y la persistencia de una alta tasa de desempleo.

El comunicado del Comité indicó que la Reserva percibe un crecimiento moderado de la economía y alguna mejora en el empleo, pero decidió "esperar a que haya más pruebas de que el progreso se sostendrá" antes de menguar su estímulo monetario.

"En consecuencia, el Comité decidió que continuará adquiriendo títulos hipotecarios a un ritmo de US$40.000 millones mensuales, y bonos del Tesoro de largo plazo por US$45.000 millones mensuales", señaló el comunicado.

Asimismo, el Comité reiteró que la tasa de interés de referencia, que ha estado por debajo del 0,25% desde diciembre de 2008, seguirá en ese nivel "en tanto la tasa de desempleo se mantenga por encima del 6,5%".

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, y otros ocho miembros del comité votaron a favor de la continuidad en la política de estímulos, en tanto que Esther L. George, presidenta del Banco de la Reserva Federal de Kansas votó en contra, argumentando que el elevado nivel de incentivo aumenta los peligros de desequilibrios financieros y económicos.