Washington. La Reserva Federal de Estados Unidos dijo este jueves que decidió subir la tasa de interés que cobra a los bancos sobre préstamos de emergencia, pero insistió en que la medida no elevará los costos de endeudamiento para los consumidores y empresas.

La Fed señaló que la tasa de descuento será incrementada a 0,75% desde 0,5% a partir del viernes. La entidad mantuvo sin cambios su tasa referencial en cerca de cero.

"Al igual que el cierre de una serie de programas de crédito extraordinarios a comienzos de este mes, estos cambios buscan una mayor normalización de las facilidades de préstamos de la Reserva Federal", dijo la Fed en un comunicado que acompañó la decisión.

"No se espera que las modificaciones lleven a un endurecimiento en las condiciones financieras para las familias y empresas y no apuntan a un cambio en el panorama de la economía o de la política monetaria", dijo.

Los futuros de las acciones y los bonos de la deuda retrocedieron tras la medida, mientras que el dólar amplió sus ganancias.

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijo la semana pasada que el banco central podría subir la tasa de descuento pronto, pero resaltó que ello no apuntaría a un endurecimiento en la política monetaria.

Amelia Bourdeau, estratega cambiaria de UBS AG, dijo que a pesar de que la semana pasada Bernanke mencionó el tema, sorprendió a los mercados ver a la Fed actuando tan pronto.

"El mercado está tomando esto como un endurecimiento y es por eso que estamos viendo al dólar fortalecerse", afirmó.

Panorama económico. La evaluación del banco central sobre la economía ha mejorado en los últimos meses, a medida que las pérdidas de empleo se reducen, el gasto del consumidor se fortalece y las empresas aumentan sus compras de equipos.

Pero la Fed ha advertido que la recuperación probablemente sea lenta y que espera mantener su tasa de interés de referencia -conocida como tasa federal de fondos- cerca de cero "por un período prolongado".

La entidad redujo la tasa federal de fondos a cerca de cero y la tasa de descuento a 0,5% en diciembre de 2008.

En su comunicado de este jueves, la Fed dijo que el panorama de la economía y la política seguía intacta con relación a fines de enero, cuando el comité de política monetaria reiteró su compromiso de tasas bajas por un período prolongado de tiempo.

Antes de que la crisis financiera estallara en 2007, la tasa de descuento se encontraba cerca de un punto porcentual por encima de la tasa de fondos federales que gobierna los préstamos a un día entre los bancos.

La Fed redujo la tasa de descuento en medio punto porcentual a 5,75% el 17 de agosto de 2007, cuando las preocupaciones sobre la crisis inmobiliaria aumentaron y los mercados financieros se volvieron muy volátiles.

Esa medida redujo a la mitad el diferencial entre las dos tasas.

El 16 de marzo del 2008, la Fed redujo en un cuarto de punto porcentual su tasa de descuento y la llevó a apenas 0,25 puntos por encima de la tasa de fondos federales.

Ambos recortes, al igual que el alza del jueves, se produjeron fuera de las reuniones normales de política monetaria de la Reserva Federal.

Entre los cambios anunciados el jueves, la Fed acortó el vencimiento máximo típico de los créditos primarios a un día, a partir del 18 de marzo, y elevó la tasa mínima de oferta para sus subastas de facilidades a término -otro programa que puso en funcionamiento para impulsar la liquidez de los mercados financieros- a 0,5%, desde 0,25%.

"El aumento del diferencial y la reducción del (plazo) máximo de vencimiento alentarán a las instituciones depositarias a apoyarse más en los mercados de financiamiento privado para los créditos de corto plazo, y a usar a la facilidad crediticia primaria de la Reserva Federal sólo como una fuente de respaldo de los fondos", dijo la Fed.

El banco central dijo que evaluaría en el tiempo si necesita ampliar más el diferencial entre la tasa de descuento y la tasa de fondos federales "en vista de la experiencia con un diferencial de 0,5 puntos porcentuales".