Santiago. Las monedas y bolsas de América Latina cayeron este martes por los temores sobre la salud del sector bancario en Europa y las amenazas militares de Corea del Norte, pero las acciones recortaron pérdidas hacia el final de la sesión por compras de oportunidad.

Los mercados regionales cedieron terreno, al igual que este lunes, en línea con las acciones europeas y de Wall Street ante la mayor aversión al riesgo, luego de que el Banco de España decidió intervenir una caja de ahorro, en lo que podría ser el comienzo de algo más grande, dijeron operadores.

No obstante, los mercados cambiarios y bursátiles latinoamericanos redujeron sus pérdidas iniciales, en un reflejó de la alta volatilidad, el nerviosismo de algunos inversores y la presencia de "cazadores de ofertas".

El índice de acciones de MSCI de acciones de América Latina MSCI cayó 2,91%, tras bajar en la sesión 4% a niveles de septiembre del 2009.

El real brasileño se debilitó 0,21% frente al dólar, a 1,866/1,868 unidades, tras llegar a caer más de 2% en las primeras horas de la sesión.

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, dijo el martes durante una visita a Sao Paulo que la crisis europea es la principal amenaza a la recuperación económica global.

Strauss-Kahn agregó además que aún no está totalmente claro que Estados Unidos haya salido de su propia crisis.

El peso mexicano también moderó su caída inicial y perdía cerca de 0,49% unidades por dólar, mientras la moneda chilena se depreció 1,68% y el peso colombiano, 0,84%.

"No hay nada que hacer y sólo ver qué mercado sufre más o menos en medio de esta aversión al riesgo global. No hay nada en América Latina que nos indique que tenga que perder más que otros mercados", dijo Pedro Tuesta, analista de 4CAST para Latinoamérica en Washington.

Los mercados en Argentina se tomaron un respiro en la jornada por un feriado en ese país.

Corea del Norte, la nueva alerta. A las turbulencias desde Europa, se sumaron las preocupaciones de que Corea del Norte rompió relaciones con Corea del Sur y amenazó con tomar acciones militares si su vecino continúa violando sus aguas en la costa occidental.

Las amenazas llegan luego de que Corea del Norte hundió a un buque de guerra surcoreano meses atrás.

"El mercado se puso nervioso por la amenaza de Corea del Norte. Si llega a haber una guerra ahí tendrá un impacto fuertísimo en el mundo", dijo Ramón Córdova, operador de Base Internacional en México.

El índice referencial de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, el Bovespa, cerró con una pérdida del 1,5 por ciento, pero por la mañana llegó a caer más del 3,0%.

La bolsa mexicana, medida por su principal índice IPC, cayó 0,41%, pero más temprano llegó a hundirse cerca de 1,5% por las preocupaciones de Europa y la creciente amenaza norcoreana. Pero al final de la sesión recortaron sus pérdidas apoyados en compras de ofertas.

"Con todos estos problemas los precios de las acciones cada vez se están poniendo más atractivos, eso es lo que la gente debe tener en cuenta, que puede ser una buena oportunidad para quien busca entrar con objetivos de largo y mediano plazo", comentó Gerardo Copca, analista de la firma MetAnálisis.

En Estados Unidos, el promedio industrial Dow Jones cayó 0,23% y el índice compuesto Nasdaq perdió 0,12%, recortando pérdidas iniciales por compras de oportunidad durante la última parte de la sesión.

La bolsa chilena cerró a la baja el martes, pese a una recuperación de los mercados externos, sumida en un ambiente fuertemente marcado por la incertidumbre.

El índice de las acciones líderes de la Bolsa de Comercio de Santiago cayó 1,24%.

"Muchos clientes no están del todo confiados de que hay un quiebre de tendencia (a la baja) y por lo tanto no quieren seguir simplemente la ola, o no contagiarse por esta expectativa", dijo Allan Becker de CorpCapital en Santiago.