Singapur. Las bolsas en Asia retrocedieron este jueves en medio de una toma de beneficios luego de fuertes repuntes en las semanas recientes, mientras el euro seguía débil a la espera de que el Banco Central Europeo ofrezca más detalle sobre las reglas de crédito para Grecia.

El índice de futuros S&P caía 0,2%, implicando un débil comienzo más tarde en las operaciones en Estados Unidos, tras un declive de 0,7% del Dow este miércoles.

En Asia, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cedió 1,1% y cerró en 11.168 puntos después de alcanzar un máximo en 18 meses esta semana.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas perdía 0,8% luego de acumular ganancias de 4,86% desde el comienzo del año, aunque se espera que cualquier declive adicional sea limitado debido a que el crecimiento económico regional sigue firme.

"Aunque todavía es difícil hablar con certeza, creo que esto es sólo un ajuste", dijo Takashi Ushio, jefe de la división de estrategias de inversión de Marusan Securities, refiriéndose a la caída del día.

"Después de todo, tenemos los resultados (de las compañías) comenzando realmente en unas dos semanas, y probablemente ofrecerán un apoyo", agregó.

El euro estaba débil y se negociaba cerca de US$1,33, su nivel más bajo en dos semanas, moviéndose próximo a su mínimo en marzo a US$1,3267, que en el momento fue su menor nivel desde mayo.

Los operadores dicen que las órdenes de venta para limitar las pérdidas posiblemente llevarán a la divisa por debajo de ese nivel y esperan cierto apoyo en números redondos como US$1,32 o US$1,31. Pero con el euro en una firme tendencia bajista, US$1,3 es visto como la próxima barrera psicológica.

El Banco Central Europeo se reunirá más tarde y el mercado aguarda que describa las nuevas reglas para colaterales que extenderán los términos del crédito blando hasta 2011.

Pero hay un apoyo subyacente en los mercados bursátiles regionales: las principales compañías asiáticas están en su momento más optimista desde que la crisis financiera comenzó hace casi dos años.

Una revisión de Reuters a 100 compañías asiáticas líderes, desde Japón a India, mostró que la recuperación avivada por los estímulos de gobiernos en Asia se había filtrado a través del sector corporativo, con los sectores tecnológicos y de materias primas a la cabeza.

De las 100 compañías, 59 tuvieron una calificación que iba de "positiva" a "muy positiva" en su pronóstico a seis meses, un máximo desde que Reuters comenzó la revisión a mediados de 2009, y un alza desde las 38 que se manifestaron de esa manera en diciembre.

Tanto el petróleo como el oro retrocedían en las operaciones en Asia. El oro se encontraba a US$1.146,45 la onza, luego de trepar hasta US$1.152,75 -su nivel más sólido desde mediados de enero- este miércoles en Nueva York por la inquietud sobre los problemas fiscales de Grecia.

Los futuros del cobre en Londres extendieron sus pérdidas, retrocediendo desde un máximo en 20 meses que alcanzaron esta semana por el temor a que el repunte de casi 10% visto en las últimas dos semanas habría ido demasiado lejos.

El contrato de cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres llegó a caer hasta US$7.871 la tonelada, luego de alcanzar US$8.005 en la sesión anterior y US$8.010 el martes, su máximo nivel desde agosto de 2008.