París. La economía alemana se contrajo en el primer trimestre y fue la única del Grupo de Siete naciones industrializadas más importantes en hacerlo, dijo este miércoles la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

En su valoración de la perspectiva económica, la organización con sede en París dijo que las economías del G7 seguirán creciendo en el primer semestre de 2010, aunque a un ritmo más lento y con diferentes velocidades.

El crecimiento se ralentizará a medida que desaparece el ciclo de inventarios, se pone fin a las medidas de estímulo fiscal y la demanda privada sufre por el lento crecimiento del crédito y la debilidad de los mercados laborales, dijo la OCDE.

La organización agregó que para sostener la recuperación, los gobiernos deberían anunciar planes creíbles a medio plazo de recorte de los préstamos que piden este año, aunque comiencen a implementarlos en 2011.

En una entrevista con Dow Jones Newswires, el economista jefe de la OCDE, Pier Carlo Padoan, dijo que no es muy probable una recesión en dos fases en Europa o en otras latitudes.

Alemania podría ser la excepción. La OCDE estima que el PIB alemán se contrajo a un ritmo anualizado de 0,4% en el primer trimestre, mientras que el PIB combinado del G7 aumentó a un ritmo de 1,9% interanual.

En noviembre, la OCDE había previsto que la economía alemana crecería 1,8% en el primer trimestre y la del G7 aumentaría 1,5%. Se espera que la economía alemana registre un crecimiento anualizado de 2,8% en el segundo trimestre.

Por su parte, se estima que la economía de Estados Unidos habría crecido 2,4% en el primer trimestre y se prevé que crezca 2,3% en el segundo. En noviembre, la OCDE estimaba que la economía estadounidense crecería a un ritmo anualizado de 1,6% en el primer trimestre.