Londres. Una distintiva falta de impulso afectará la recuperación económica de los países más ricos del mundo este año, según el último panorama económico de Reuters, en el que los economistas no siguieron en general la reciente tendencia a elevar los pronósticos.

La mediana de proyecciones del sondeo a cerca de 250 economistas mostró una ligera revisión a la baja de las proyecciones de crecimiento trimestral de  2010 para Estados Unidos, mientras que para Gran Bretaña y Japón se mantuvieron en general sin cambios respecto al estudio de febrero.

Las predicciones de recuperación habían estado mejorando sostenidamente desde el año pasado, en conjunto con una explosiva alza en el mercado de acciones.

Con cifras económicas cada vez más confusas y que nublan el panorama económico, los analistas redujeron sus expectativas de alzas en las tasas de interés en Estados Unidos y la zona euro, también contradiciendo la tendencia de pronósticos más agresivos de endurecimiento de la política monetaria.

"La baja inflación es clave para el panorama", dijo Ethan Harris, jefe de economía para Norteamérica del Bank of America Securities-Merrill Lynch. "Le permite a la Fed concentrarse exclusivamente en el crecimiento y mantener ambos pies plantados firmemente en el acelerador", agregó.

Los economistas mantuvieron sus previsiones anuales del Producto Interno Bruto (PIB) para 2010 y 2011, sin grandes variaciones respecto al sondeo de febrero.

Se espera que la economía estadounidense supere a sus pares del G-7 con un crecimiento de 2,9% en 2010 sobre una base anual, ayudado por una mejora en el panorama laboral y el gasto corporativo.

Eso se compara con el crecimiento esperado para este año de 1,6% en Japón y 1,2% en la zona euro y Gran Bretaña, ligeramente inferior en el caso de la zona euro respecto a 1,3% del sondeo del mes pasado.

Estas cifras son débiles frente al crecimiento esperado en los principales países emergentes. El Fondo Monetario Internacional espera que la economía china se expanda cerca de 10% en 2010, mientras que para India y Brasil prevé 7,7% y 4,7%, respectivamente.

Vientos contra Europa. Se esperaba que los recortes en los empleos públicos, la desaceleración de las exportaciones y el poco impulso de las medidas de estímulo del gobierno al consumo nacional perjudicase el crecimiento de Japón a comienzos de este año.

Pero quienes respondieron dijeron que la demanda asiática ha apoyado las exportaciones japonesas más de lo que se esperaba.

"Mientras la demanda externa sea firme, la economía japonesa crecerá. Mirando los datos económicos, es difícil prever una recaída en la recesión", dijo Masamichi Adachi, economista jefe de JP Morgan Securities.

Las monedas de la zona euro y la libra han caído drásticamente contra el dólar y el yen producto de los significativos problemas de endeudamiento soberano en Europa, además de la incertidumbre política en el caso británico previa a unos comicios.

La crisis de deuda de Grecia ha puesto en duda la credibilidad de la zona euro y los economistas en el último sondeo dijeron que esperaban que el país soportara una recesión mucho más profunda de que la que proyecta actualmente el gobierno ateniense.

En Gran Bretaña, donde se realizarán elecciones generales en junio, los sondeos de opinión más recientes apuntan a que ningún partido político tiene respaldo suficiente para lograr una victoria rotunda, elevando la posibilidad de un gobierno débil de minoría.