Río de Janeiro. América Latina es la región más desigual del mundo según un informe divulgado en el quinto Foro Urbano Mundial de la ONU, en Río de Janeiro.

Las diferencias entre ricos y pobres en la región aumentó en las últimas décadas, de tal manera que hoy 20% de los más ricos acaparan 56,9% de los recursos y 127 millones de pobres viven hacinados en las ciudades latinoamericanas.

El texto entregado por ONU-Hábitat que 20% de la población más pobre en la región recibe sólo 3,5% de los ingresos, lo que convierte a América Latina en la zona más desigual del mundo, informó El Nacional.

Para graficar esta situación, el informe explica que “el país con menos desigualdad de ingresos en América Latina tiene mayor desigualdad que cualquier país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) e incluso que cualquier país del este de Europa”.

El país con menos equidad de Latinoamérica es Brasil, donde el 10% de la población más rica, concentra 50,6% de los ingresos, mientras que los pobres se reparte 0,8% de los recursos.

En la lista lo sigue México, donde también el 10% más rico recibe 42,2% de los ingresos, mientras sólo 1,3% llega al 10% más desposeído.

En tanto, los sectores más acomodados de Argentina reciben 41,7% del dinero, contra 1,1% destinados a los más vulnerables.

En cuarto lugar se ubica Venezuela, donde el 30% más rico controla el 65,1% de los ingresos. El 10% más pobre recibe 0,9%.

Mientras, el sector más favorecido de la población colombiana consigue 49,1% de los recursos, frente al 0,9% distribuido en la décima parte más empobrecida.

Chile se ubica en el sexto lugar, pues el 10% de su población más adinerada recibe 42,5% de los fondos nacionales, contra 1,5% que se distribuye entre las personas más excluidas.

Los países latinoamericanos que exhiben menores grados de desigualdad son Nicaragua, Panamá y Paraguay.

Sin embargo, esos tres países muestran también grandes diferencias y el 10% más rico recibe 40% de los recursos.

El tránsito de la población del campo a la ciudad no ha mejorado las cosas, pues mientras en 1970 había 41 millones de pobres en las urbes latinoamericanas (25% de la población total de la época), en 2007 los más postergados en las ciudades eran 127 millones, lo que significa 29% de la población urbana.

Sin embargo, es “en las áreas rurales de América Latina en donde la población es más pobre", afirma el informe.

De hecho, la pobreza rural en Brasil alcanza a 50,1% de la población; en Colombia llega a 50,5%; en México significa 40,1% de la gente; y en Perú 69,3% son pobres.

La única excepción la constituye Chile, que tiene un índice de pobreza rural de 12,3%, cifra inferior al de las zonas urbanas.