El Senado de Francia aprobó este jueves a última hora la contribución del país al paquete de ayuda de la Unión Europea (UE) para Grecia, tal como se esperaba, abriendo el camino para que los fondos estén disponibles en los próximos días.

La medida, parte del paquete de ayuda conjunto de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI), permite a Francia prestar hasta 16.800 millones de euros (US$22.540 millones) a Grecia durante los próximos 3 años, con 3.900 millones de euros disponibles en el 2010.

La UE y el FMI ofrecieron a Grecia 110.000 millones de euros durante un período de 3 años para ayudar a ese país a superar sus crisis de deuda y déficit.

La Cámara baja del Parlamento, la Asamblea Nacional, ya había aprobado la ayuda, que contaba con el apoyo amplio tanto de la centroderecha gobernante como de la oposición socialista.