Washington.- El número de estadounidenses que presentó solicitudes de subsidios por desocupación por primera vez aumentó más de lo esperado la última semana, mientras que los pedidos continuos de beneficios por desempleo subieron a un máximo de 10 meses, lo que sugiere cierta desaceleración en el mercado laboral.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo aumentaron en 8.000 a una cifra desestacionalizada de 225.000 para la semana que terminó el 23 de febrero, dijo el jueves el Departamento del Trabajo.

Los datos de la semana anterior fueron revisados para mostrar 1.000 solicitudes más de las que se informaron anteriormente.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que los pedidos de subsidios por desempleo caerían a 220.000 en la última semana.

El informe mostró que la cantidad de personas que reciben beneficios después de una semana inicial de ayuda aumentó en 79.000 a 1,81 millones para la semana que terminó el 16 de febrero, el nivel más alto desde abril de 2018.

El promedio móvil de cuatro semanas de los pedidos iniciales, considerado una mejor medición de las tendencias del mercado laboral porque borra la volatilidad entre semanas, cayó en 7.000 a 229.000 la semana pasada.

El informe mostró que la cantidad de personas que reciben beneficios después de una semana inicial de ayuda aumentó en 79.000 a 1,81 millones para la semana que terminó el 16 de febrero, el nivel más alto desde abril de 2018.