La calificadora Standard & Poor’s elevó el panorama de riesgo crediticio de Ecuador de estable a positivo debido a que el país parece mejor preparado para cumplir obligaciones de deuda, a mayor producción de petróleo y un crecimiento económico saludable, informó la agencia Reuters, desde Sídney.

Pero S&P confirmó su calificación de crédito soberano de Ecuador en B/B.

Para el ex ministro de Finanzas, Fausto Ortiz, la revisión en el riesgo crediticio refleja que Ecuador está cumpliendo sus obligaciones sobre todo con los bonos global 2015, que son los que mantienen el saldo más alto con US$650 millones.

Jaime Carrera, del Observatorio Fiscal, opina que ese cambio no ayuda de forma importante a los planes emisión de deuda del país.