Durante la presente jornada se difundió la última Encuesta Nacional de Empleo (ENE), que elabora el Instituto Nacional de Estadísticas(INE), la cual evidenció que la tasa de desocupación nacional fue de 6,9% en el trimestre móvil febrero-abril de 2019, creciendo 0,2 puntos porcentuales (pp.) respecto a igual período del año anterior.

Si se compara con el trimestre anterior, que comprendió enero-febrero-marzo, la cifra fue exactamente la misma.

El organismo detalló que este resultado “se debió al alza de 1,5% de la fuerza de trabajo, levemente superior a la variación de los ocupados (1,4%)”.

En el aumento de los ocupados incidieron, mayoritariamente, los sectores “actividades de salud” (9,7%) y “construcción” (3,8%), mientras que por categoría ocupacional lo hicieron, principalmente, los asalariados formales (2,3%) equivalentes a 114.432 personas.

En tanto, la tasa de desocupación desestacionalizada se expandió trimestralmente 0,1 pp. situándose en 6,9%.

Ocupación. La estimación puntual del total de ocupados aumentó 1,4% en doce meses, incididos por mujeres y hombres, que crecieron 1,7% y 1,1%, respectivamente.

Según tramo etario, añadió el INE, los segmentos que más subieron fueron el de 25-49 años (2,4%); y el de 65 y más años (6,4%).

Por sector económico, la expansión de los ocupados fue impulsada por actividades de salud (9,7%), construcción (3,8%) y administración pública (5,2%), mientras que por categoría ocupacional fueron influidos por los asalariados formales (2,3%) y los trabajadores por cuenta propia (2,0%).

La tasa de ocupación informal fue 28,5%, descendiendo 0,5 pp. en doce meses. En igual período, los ocupados informales se redujeron 0,1% incididos, principalmente, por los asalariados informales (-6,2%).

Desocupación. La tasa de desocupación fue 6,9% creciendo 0,2 pp. en doce meses, debido al alza de 1,5% de la fuerza de trabajo, levemente superior a la variación de los ocupados (1,4%). En tanto, los desocupados aumentaron 3,4%.

Participación laboral. La tasa de participación, según el informe, llegó a 59,6% y la tasa de ocupación se situó en 55,5%. Ambos indicadores decrecieron, respecto a igual período del año anterior, en 0,2 pp. y 0,3 pp., en cada caso.

Tasa de desocupación por sexo

Mujeres:

La tasa de desocupación femenina fue 8,0%, variando positivamente 0,3 pp. en doce meses, a raíz del movimiento de 2,0% de la fuerza de trabajo, superior al aumento de 1,7% de las ocupadas. Por su parte, las desocupadas crecieron 5,9%, incididas mayoritariamente por las cesantes (6,4%).

La tasa de participación se situó en 49,3%, con un alza de 0,2 pp., mientras que la tasa de ocupación se mantuvo constante en 45,3%. Las mujeres fuera de la fuerza de trabajo se expandieron 1,5%, impulsadas solo por las inactivas habituales (2,2%).

Hombres:

La tasa de desocupación de los hombres fue 6,0%, sin registrar cambios en doce meses, como consecuencia del incremento de la fuerza de trabajo y de los ocupados en la misma magnitud (1,1%).

Por su parte, los desocupados tuvieron un alza de 1,2%, incidida principalmente por quienes buscan trabajo por primera vez (7,7%). Las tasas de participación y ocupación alcanzaron 70,2% y 66,0%, disminuyendo 0,5 pp., en cada indicador.

Por último, el INE indicó que los hombres fuera de la fuerza de trabajo aumentaron 3,8%, influenciados por los inactivos habituales (3,8%) y los inactivos potencialmente activos (6,3%).